viernes, 5 de noviembre de 2010

Números

Soy sinestésica entonces, o estoy loca. Cuando veo algunos números veo cosas. Escribo el pin del móvil pero veo el Progreso y la Inocencia del I Ching. Asocio y pongo cara, sensación y textura. Todavía no llego al sabor. Mi número fijo es una dns, ¿qué hace ese 162 después del 91? google no lo encuentra, debería. Es feo. Veo números y me imagino una bola de cristal en la que se van desplegando, como si fuera yo la vidente, (ay, quiero saberlo todo, ventanita indiscreta) referencias enraizadas en mi cabeza, algunas con color de puesta de sol.
Podría escribir historias y traducirlas en números, por ejemplo comenzaría obviando los tres primeros, los indicativos sirven para poco, y entonces diría que un día como hoy, y pensaría en noviembre, dulce noviembre, se transformó en julio de hace 16 años, cuando, al otro lado del Atlántico conocí a T., me empaché de masmelos por desamor y me escapé a un motel de carretara con J, siniestra habitación con ventanita chirriante, Trátame suavemente sonando en la radio y la historia servida en bandeja por el "recepcionista" que no era en absoluto discreto. Después haría un salto en el tiempo y vería una foto, ohhhh, niebla en la bola de cristal no me deja ver claramente, ciudad en primavera, 12 años, mi sonrisa, y el viaje, irse, irse, irse y nunca más volver. Todo eso antes de contestarte y decirte "¿sí?", y quedarme con el número en mi cabeza.

Lo que sea, sí

5 comentarios:

cantaruxa dijo...

Bonitobonitobonito...en bucle...

Viuda Dehombrepez dijo...

¿Como el que dibuja el muchacho de los cuernos sospechosos (hum) de la foto con su rodillo? yo creo que de esa A arranca un bucle....

martin dijo...

:)

Microalgo dijo...

Coñe.

Llego desde donde Martin. Sorprendente blog, a fe mía y vive Dios.

Viuda Dehombrepez dijo...

Pues bienvenido sea usted, Microalgo, que si viene desde donde Martín, es una buena ruta. Lo de sorprendente tiene muchos matices, pero gracias. Se le espera de nuevo.

Martín. Martín.
Besos!