jueves, 22 de diciembre de 2011

Hay algo extraño en este otoño que suena a primavera. Será la luz que entra por la mañana a mi cocina, o la que se refleja en el helicóptero y las alas de las palomas que se espantan a su paso. O será que todavía hay hojas en los árboles, o que nunca había escuchado atentamente a los pajaritos en diciembre.


2 comentarios:

Beauséant dijo...

hablan del cambio climático, pero tus palabras hacen que suene bonito...

Viuda Dehombrepez dijo...

Bué... digo que es otoño, pero realmente ya había entrado el invierno. Ay, mi falta de rigor!!!!